‘Suburbicon’, la sátira de Clooney sobre el lado oscuro de Estados Unidos

Gracias a la gran importancia que dan al estilo y la prestancia, no sorprende que los italianos tengan debilidad por George Clooney. Y en Venecia, es venerado como un santo local: se ha casado aquí, le encanta aquí y encarga con abundancia en bares y restaurantes, incluyendo su favorito, Da Ivo, donde recientemente pagó una factura de más de 3.000 euros para un grupo de cinco comensales que incluían a Matt Damon.

Seguramente tenían mucho que celebrar, pues Suburbicon, el largometraje que Clooney presentó como director en Venecia fue recibido con ovación y aplausos. La trama es bastante simple, a pesar de que toma un tiempo entender lo que realmente está pasando. Matt Damon (nuevamente: vea nuestra reseña de Downsizing) interpreta el papel de Gardner Lodge, un marido aburrido y padre de un hijo que vive en un suburbio con su esposa discapacitada, Rose, y su hermana muy parecida, Margaret (ambas interpretadas espléndidamente por Julianne Moore).

VER EL TRAILER

Algunas escenas recuerdan a las películas de los hermanos Coen, y con razón, porque el guión se basa en uno original de ellos. Estamos a finales de la década de 1950 —por alguna razón los cineastas siguen volviendo a esa época— y la “emigración blanca” desde las ciudades estadounidenses hacia los suburbios nacientes está en marcha. De hecho, se vuelven con furia contra la única familia negra, los Meyer, que toma la decisión desafortunada de mudarse a Suburbicon, junto a la casa de los Lodge.

Mientras los vecinos blancos enfurecidos están destruyendo la propiedad de los Meyer y prendiendo fuego a su auto, un doble crimen está ocurriendo en la casa de al lado, la de los Lodges, instigado por Gardner y Margaret. Pero la turba tiene seguramente cosas más importantes que hacer mientras la policía no puede contenerla.

La manera en que juzgue esta película dependerá de si usted acepta la ironía y el sarcasmo ante la tragedia. Estos crímenes ocurren en Estados Unidos todo el tiempo: uno oye los testimonios de vecinos sorprendidos acerca de cuán agradable y común era la familia de al lado. Pero después de Charlottesville y la reanudación de las guerras de cultura en Estados Unidos, Suburbicon parecerá oportuna o inoportuna, y de nuevo, según su punto de vista de las cosas. Algunos críticos fueron perturbados por la coincidencia. Inevitablemente, a Clooney le preguntaron en la conferencia de prensa en el Festival Internacional de Cine de Venecia sobre la coincidencia. “Hacer una película tarda unos dos años”, respondió, descartando la noción de que era intencional. Cuando comenzó el proyecto, no había indicios de controversias acerca de estatuas de generales de la Confederación o de que Trump sería elegido presidente. Pero que haya sido estrenada ahora, mientras los monstruos que han estado acechando en los sótanos de suburbios estadounidense están volviendo a salir, lo convierte en una coincidencia extraordinaria.